Maria Fontaine

Maria Fontaine es —junto con su esposo Peter Amsterdam— la directora espiritual y administrativa de la Familia Internacional, una comunidad de fe dedicada a difundir el Evangelio de Jesucristo por todo el mundo. Es autora de numerosos artículos sobre la vida de fe cristiana. (Los artículos de Maria Fontaine publicados en Conéctate son versiones adaptadas del original.)

Valorar el envejecimiento

Desde que cumplí 70 años he estado pensando más en las ventajas del envejecimiento. Pese a que muchos de nosotros, ahora que estamos entrando en edad, hemos experimentado algunas de las desventajas o dificultades, muchas cosas buenas también afloran en esta etapa de la vida. Quiero explorar algunas de ellas con ustedes refiriéndoles mis ideas y experiencias. Claro que es posible que ustedes no estén en la etapa de la vida en que todo eso se les aplica personalmente. En todo caso puede que el tema les interese por consideración a los adultos mayores de su familia o a amigos de la tercera edad.

Las realidades de la vida

A veces los creyentes tenemos expectativas poco realistas sobre nuestra vida. Cuando las cosas no van sobre ruedas tenemos tendencia a autoflagelarnos o a pensar que Dios no responde a nuestras oraciones porque le interesamos poco o porque estamos haciendo algo mal.

Optimizar la oración

Muchas veces oramos por una persona y esta se cura de inmediato o en un plazo breve. También hay ocasiones en que rezamos por alguien que tiene una enfermedad muy grave, durante meses o incluso años, y aun así no vemos los resultados que hemos pedido. Es posible que en esas situaciones nos preguntemos qué ha pasado. ¿Algo salió mal?

Amor en el estacionamiento

¿Sabías que a medianoche la atmósfera en un estacionamiento puede ser muy romántica? Quiero contarte el idilio que tuve con Jesús caminando por una playa de estacionamiento.

Espinas

No creo que Dios pretenda que ninguna relación sea perfecta. A mi modo de ver, Él permite que haya algunas espinas en la ecuación, factores de los que rehuimos pero que Él sabe que nos hacen bien. Te preguntarás: «¿Por qué tiene que haber diferencias, susceptibilidades, malentendidos, celos, resentimientos, complejos de inferioridad, sacrificios, discusiones, altibajos emocionales, temores, desengaños y adversidades? No parece que eso sirva para forjar una relación sólida».

Tachas en el paisaje

Cuando me siento cada vez más abrumada por la acumulación de plazos que tengo que cumplir, me resulta muy reparador hacer una breve pausa y dejar que mi mente y mi corazón se relajen.

Un inesperado regalo de cumpleaños

Un buen amigo me contó algo que le sucedió en su cumpleaños. Su auto estaba en el taller, así que se pasó todo el día conduciendo el vehículo de otra persona a la que llevó de excursión. Como tenía pensado recoger su auto al terminar aquel extenso paseo, portaba una importante suma de dinero para pagar las reparaciones.

Altibajos

Hace poco estuve rumiando el tema de las decisiones equivocadas, luego de haber tomado algunas yo misma. Me sentía un poco desanimada. A la mayoría nos agrada comprobar que hemos tomado decisiones acertadas. Sus beneficios saltan a la vista. Lo difícil es ver qué buen fruto puede tener una decisión errónea. Y de esas tomamos bastantes, desde las pequeñas que a menudo ocultamos bajo la alfombra con la esperanza de que nadie las note, hasta las embarradas más estrepitosas.

El arte de velar por los demás

Ruego que en medio del ajetreo de la vida, por muchas necesidades urgentes y prioritarias que surjan, no perdamos de vista la importancia del amor, así en las decisiones cotidianas como en las cuestiones de mayor trascendencia. A veces se nos olvida que nuestros logros no son nada sin amor. «Si tuviera el don de profecía y entendiera todos los planes secretos de Dios y contara con todo el conocimiento, y si tuviera una fe que me hiciera capaz de mover montañas, pero no amara a otros, yo no sería nada. Si diera todo lo que tengo a los pobres y hasta sacrificara mi cuerpo, podría jactarme de eso; pero si no amara a los demás, no habría logrado nada»1. Si no amamos, ni nuestros sacrificios ni nuestro trabajo tendrán mucho valor ni llevarán el fruto deseado.

Pon tu grano de arena

Cada día, cuando escucho el noticiero, me entristezco. Prácticamente no hacen otra cosa que hablar de personas en situaciones terribles. En muchas partes del mundo, tanto los cristianos como los no cristianos se enfrentan a enormes sufrimientos de una u otra índole.

<Page 1 of 10>
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.