Maria Fontaine

Maria Fontaine es —junto con su esposo Peter Amsterdam— la directora espiritual y administrativa de la Familia Internacional, una comunidad de fe dedicada a difundir el Evangelio de Jesucristo por todo el mundo. Es autora de numerosos artículos sobre la vida de fe cristiana. (Los artículos de Maria Fontaine publicados en Conéctate son versiones adaptadas del original.)

Qué nos pide Jesús para Navidad

Siendo el cumpleaños de Jesús, es lógico que pensemos en algo lindo que regalarle, de la misma manera que hacemos obsequios a nuestros seres queridos o preparamos algo especial para ellos el día de su cumpleaños. Lo que pasa es que a veces resulta difícil saber qué darle al Rey del universo, que ya lo tiene todo. Justamente me encontraba dándole vueltas a ese pensamiento cuando se me ocurrió que la forma más fácil de dar con la solución era preguntarle directamente a Él qué sería lo que más le gustaría que le regalásemos. A continuación reproduzco seis de Sus respuestas:

Males que traen bienes

Como «muchas son las aflicciones del justo» (Salmo 34:19), ciertamente es un consuelo saber que «a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados» (Romanos 8:28). Más aún, para salir victoriosos de las numerosas pruebas, dificultades, batallas y tentaciones a las que nos enfrentamos, es imperativo que esa promesa de Romanos 8:28 llegue a ser un elemento fundamental de nuestra vida.

Enseñar a los niños a ser considerados

Una cosa que los niños hacen continuamente es discutir entre sí. Muchas veces es más bien contradecirse, casi por el gusto de llevar la contraria. En muchos casos lo hacen para demostrar su superioridad, para que se vea que el otro está equivocado y quedar ellos bien. Los niños caen en eso prácticamente a cada momento.

Por eso es preciso enseñarles que está mal creerse superiores y rebajar a los demás. Puede que en algunos casos tengan razón: a lo mejor su punto de vista es acertado. Generalmente se enzarzan en una discusión porque creen que tienen razón. El caso es que, tengan razón o no, deben aprender que está mal discutir.

Lecciones de amor

Hace unos años pasé por una temporada en la que me enfrasqué de lleno en mi trabajo, más que nunca. La mayoría de mis colaboradores estaban de viaje, asistiendo a unas reuniones bastante extensas, así que tenía tiempo de sobra para mí misma y trabajaba prácticamente desde que me levantaba hasta que me acostaba.

Servíos con amor los unos a los otros

«Servíos con amor los unos a los otros» (Gálatas 5:13) es una frase muy interesante, sobre todo si se considera que el verbo servir en este versículo es traducción del griego douleuo, que significa ser esclavo. De modo que servirnos con amor unos a otros implica ser esclavos unos de otros por amor, someternos unos a otros y obedecernos unos a otros, hacer lo que nos diga otra persona y hacerlo con amor.

¡Adiós al abatimiento!

El abatimiento puede convertirseen un verdadero tormento y conducir a estados de ánimo más graves, como la depresión y la desesperanza. Para contrarrestar con eficacia esas lacras es preciso tener claro que si bien esos estados mentales y emocionales suelen ser producto de circunstancias o acontecimientos adversos, su permanencia en el tiempo es de naturaleza espiritual.

Cuando los médicos deciden por Dios

En cierta ocasión alguien me escribió una carta en la que me decía: «¿Está bien que la ciencia médica decida por Dios?»

Me lo preguntó con relación a un juicio que hubo en el Reino Unido para decidir la suerte de dos hermanas siamesas. Los médicos dijeron a los padres que si las separaban, una moriría seguro, pero la otra tal vez sobreviviría; y que si no las separaban, ambas morirían. Los padres rechazaban la idea de sacrificar a una para salvar a la otra y eran partidarios de dejar que las cosas siguieran su curso natural. Se opusieron a la intervención quirúrgica para separarlas; pero su decisión fue invalidada en un juicio muy publicitado. Las hermanas fueron separadas; una murió, y la otra sobrevivió.

El arte de la comunicación

Si en el curso de una conversación no estás seguro de haber captado lo que tu interlocutor te quiere expresar, o cómo se siente, conviene preguntárselo. Te puede parecer que eso es algo que cae por su propio peso, pero ¡no te imaginas cuánta gente no lo hace! Normalmente es porque le parece que debería entender las cosas y le da vergüenza reconocer que no es así, o porque teme poner en evidencia al otro si pregunta. Pero es muy importante preguntar, porque a algunas personas les cuesta sincerarse de buenas a primeras y expresar cómo se sienten.

Expresarse con amor

Un mismo alimento puede saber muy distinto según cómo se cocine. Existen cientos de formas de guisar las papas, por ejemplo. Hay comidas que me gustan preparadas de cierta manera, y que de otras maneras no me apetecen nada. Es muy diferente comerse una fruta o verdura cruda que comérsela cocinada.

Cualidades de un buen matrimonio

Se ha dicho y escrito tanto acerca del matrimonio —gran parte de ello bastante complicado o aparentemente contradictorio— que me interesaba lo que pudiera decir Jesús al respecto. Él tiene una forma tan estupenda de explicar las cosas con sencillez y claridad, con un enfoque positivo, que estaba segura de que las pondría en su debida perspectiva. Así que le pedí que resumiera algunas de las principales cualidades de un buen matrimonio, cosa que hizo. He aquí el mensaje que dio:

<Page 10 of 11>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.