Año nuevo - Enero de 2021

Ha concluido otro año. Se nos abre uno nuevo. Delante tenemos una hoja en blanco. ¿Qué escribiremos en ella?

Lo pasado, olvidado, y lo futuro, esperado

Lo pasado, olvidado, y lo futuro, esperado

Cada nuevo año trae sus particulares desafíos, alegrías y penas, cómo negarlo. Dejamos atrás cargas y estorbos pasados —o por lo menos abrigamos esa ilusión— y nos embarcamos hacia una nueva etapa de esta travesía que es la vida. Dios no nos suele revelar el futuro, pero sí nos hace saber que permanece a nuestro lado y nos acompaña a cada paso de nuestro azaroso camino.

La vida nos va puliendo

La vida nos va puliendo

Había encarado y vencido a los demonios de la inseguridad y el temor al fracaso. Me había lanzado a las profundidades, tomando pluma y papel para escribir mi primer artículo inspirativo.

Al terminar, lo leí varias veces. Bastante contento con mi modesto esfuerzo, lo envié a una revista mensual con la esperanza de que me lo publicaran.

Desarrolla toda tu capacidad

Desarrolla toda tu capacidad

Todos somos distintos. Cada persona es única. Cada una posee diferentes dones y vocaciones. Dios sabía lo que hacía cuando te hizo tal como eres. Él quiere valerse de las aptitudes con que te ha dotado y ayudarte a cultivarlas para que puedas desarrollarte y sacar el máximo partido de tu situación.

Fuerzas para un año nuevo

Fuerzas para un año nuevo

Deberíamos superarnos cada año. Cada nuevo año debería ser como un nuevo peldaño en las escaleras, que eleva nuestros pies un poco más. No deberíamos quedarnos dos años en el mismo plano.

Falta, falta amor

Falta, falta amor

«En la tierra del dolor hace falta corazón, hace falta mucho, mucho amor… Ama a tu hermano… Falta, falta amor… falta, falta corazón.» Letra del famoso tema del cantante colombiano Juanes, que retrata la gran necesidad de amor que vivimos. Todos necesitan amor (Everybody needs love), coreaba otra canción de los sesenta.1 Y es que con tantos conflictos sociales, con tanta violencia desatada, con tanto grito destemplado y tanta vociferancia, con esta pavorosa pandemia que nos ha azotado, con el virus del egoísmo y el egocentrismo que nos aqueja y tantos otros males de la época, lo que más falta hace es amor…

Ahora y siempre

Ahora y siempre

Ahora que se inicia un nuevo año muchas personas contemplan el futuro con cierta aprensión por lo que les pueda suceder a ellas, a sus familiares y amigos y al mundo en general. Es reconfortante saber que, independientemente de lo que nos depare el futuro, cualesquiera que sean los problemas o penalidades que se nos presenten, Jesús quiere ayudarnos a superarlos. Si has reconocido en Jesús a tu salvador, puedes contar con que te cuidará estupenda y extraordinariamente.

Mi cuarentena del alma

Mi cuarentena del alma

No me di cuenta de lo ocupada que estaba hasta que me detuve. No había cobrado conciencia de lo importante que era para mí andar de acá para allá y relacionarme con la gente hasta que me vi impedida de hacerlo. Nunca reparé en que me estaba estresando con tanta actividad hasta que ya no hubo más actividades y me tuve que quedar en casa inmovilizada por las restricciones del covid-19.

Aventurarse a lo nuevo

Aventurarse a lo nuevo

¿Alguna vez se te ocurrió empezar a practicar un deporte, aprender a tocar un instrumento musical o simplemente salir de tu zona de comodidad y hacer algo nuevo y diferente? ¿Te sucedió que aunque tenías las ganas, siempre había algo que te impedía hacerlo? Pues bien, te contaré algo breve que me pasó a mí.

Un cambio interior

Un cambio interior

En mayor o menor grado, casi todos estamos insatisfechos con nosotros mismos. Pero eso no es necesariamente malo. Para hacer progresos es menester cierta medida de insatisfacción. Es sano aspirar a ser más de lo que somos. El problema es que muchos nos quedamos estancados en la fase de insatisfacción. ¿Por qué?

De los propósitos a los hechos

De los propósitos a los hechos

He aquí algunas pautas para que los propósitos que nos hacemos en Año Nuevo se cristalicen en cambios permanentes:

1. Enumera tus metas y elige entre 3 y 5 de las que consideras más importantes. Pide a Dios que guíe tus razonamientos. Él sabe lo que más conviene.

Cambios

Cambios

El otro día leí algo que desde entonces me sigue dando vueltas en la cabeza: «El sistema por el que te riges hoy está concebido para obtener precisamente los resultados que obtienes hoy». A partir de ahí me propuse reaccionar de forma diferente a como suelo hacerlo.

La diferencia

La diferencia

Imagínate un bosque exuberante, profundo, incitante. Te internas en él y miras a tu alrededor esperando que te sobrecoja ese mismo asombro que has sentido otras veces al adentrarte en un paraje natural. Sin embargo, en esta ocasión los pájaros no cantan, no hay brisa que agite las hojas, no corre el agua del arroyo. Todo está inmóvil, paralizado en el tiempo, inerte. Aunque estás en un bosque, bien podría ser un cuadro colgado de una pared.

Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.