Comenzar de nuevo - Enero de 2014

Año Nuevo: ocasión para volver a empezar. Cómo sacar el mayor provecho de las oportunidades y desafíos que traerá el nuevo año.
 

Propósitos realistas

Propósitos realistas

El comienzo del año es una excelente ocasión para hacer un balance de lo logrado durante los 12 meses anteriores, dar gracias a Dios por las bendiciones que nos concedió y disponer nuestro corazón y nuestro ánimo para lo que nos deparará el año entrante.

Mucha gente aprovecha y se hace el propósito de cambiar en su forma de ser, optimizar su salud o su estado físico, adquirir conocimientos en cierta materia o mejorar sus circunstancias. A Dios le agrada que de tanto en tanto sopesemos nuestra vida y que a diario procuremos ser mejores personas. «Hagamos un examen de conciencia y volvamos al camino del Señor»1.

En búsqueda de Ebenezer

En búsqueda de Ebenezer

Hacia finales del año pasado yo andaba intrigada con el nombre Ebenezer. Todo comenzó cuando lo escuché en un podcast cristiano; pero la persona que daba la charla no aclaró qué significaba. El término me quedó sonando durante días. Me preguntaba dónde lo había oído. Mis hijos se acordaron de que era el extraño nombre de pila del Sr. Scrooge en la famosa novela de Dickens Un cuento de Navidad; pero ese no era el Ebenezer que yo buscaba.

Perspectivas para el año nuevo

Perspectivas para el año nuevo

¡Qué año más loco acabo de pasar! En 12 meses dejé un trabajo que había tenido durante cinco años, me trasladé a otro país, estuve en una montaña rusa emocional, pasé incontables noches en vela acosada por preocupaciones y… mejor paro de contar.

Debo admitir que el recorrido fue cuesta arriba a veces; pero ahora, en retrospectiva, tengo una visión un poco distinta del asunto. Es cierto que dejé un trabajo; pero conseguí un puesto mejor. Es verdad que me separé de viejos amigos; pero amplié mis horizontes, y ya he labrado muchas nuevas amistades en donde vivo. No niego que tuve muchos altibajos emocionales; pero la experiencia ha sido aleccionadora. Y es innegable que el año pasado anduve muy preocupada; no obstante, aquí estoy, sana y salva en el umbral de un nuevo año.

Un libro en blanco

Un libro en blanco

Abriremos el libro. Sus páginas están en blanco. Escribiremos nosotros mismos el texto. El libro se titula Oportunidad; y el primer capítulo, «Día de Año Nuevo».
Edith Lovejoy Pierce (1904–1983)

*

Las palabras del año pasado corresponden al lenguaje del año pasado.
Las del año entrante esperan otra voz.
T. S. Eliot (1888–1965)

El árbol serpiente

El árbol serpiente

Cuando era niña, cerca de donde vivíamos había un edificio de departamentos en el que se alojaban estudiantes universitarios. Al final del año lectivo regalaban o vendían a muy bajo precio todo lo que no querían llevarse.

En el albor del año

En el albor del año

Verdaderamente fue un hermoso amanecer. La pálida luz del alba había ido cobrando intensidad hasta devenir un espléndido fulgor dorado, que al besar las nubes creaba tonalidades rosadas y anaranjadas. Era el anuncio de la llegada del nuevo año. Pero en aquellos momentos yo no estaba para sublimes sentimientos. Mientras observaba los rayos de sol danzar sobre las sábanas del hospital donde me encontraba, mis pensamientos giraban en torno a las circunstancias por las que había ido a parar ahí. 

Fórmulas para vivir los cambios

Fórmulas para vivir los cambios

El mundo atraviesa un período de cambios monumentales, particularmente en los ámbitos tecnológico, económico, religioso, político, empresarial y medioambiental. El impacto de estas transformaciones se nota en los gobiernos, en las organizaciones, en las familias y en la vida de las personas. Si bien es cierto que eso a veces resulta más evidente, reconocible y mensurable a principios de año, los cambios afectan continuamente todas las esferas de la sociedad.

Formar nuevos hábitos

Formar nuevos hábitos

El mes de enero, cuando se celebra el Año Nuevo en casi todo el mundo, toma su nombre del dios romano Jano. Dado que este tenía dos caras, podía ver simultáneamente el año que había terminado y el que estaba empezando. Era el dios de los comienzos y el guardián de las puertas.

Proponerse metas y alcanzarlas

Proponerse metas y alcanzarlas

Algunas personas se han decepcionado tanto al verse incapaces de cumplir sus objetivos que han renunciado a fijarse cualquier clase de meta para no llevarse una desilusión cuando llega el inevitable fracaso. Hoy en día disponemos de muchos consejos sobre este tema, y la verdad es que no hay nada muy difícil ni misterioso acerca de la fijación y consecución de objetivos.

Aquí tienes un plan sencillo para lograr el éxito.

Perfección imperfecta

Perfección imperfecta

Fui a un mercado campesino esta mañana y me alegré mucho de encontrar buenas ofertas de algunos productos orgánicos. Sin embargo, cuando llegué a casa y saqué los tomates de la bolsa me di cuenta de que algunos estaban muy blandos, y tuve que separar los malos para que no dañaran a los demás. Como dice el refrán: «La manzana podrida —en este caso, el tomate— pudre a su vecina».

La senda de la sencillez

La senda de la sencillez

Hace poco, de camino al gimnasio me puse a escuchar un programa de radio cristiano. Todos los días hacen una pregunta distinta, y la gente puede enviar su respuesta por teléfono o por Facebook. La pregunta de ese día era bastante sencilla: «¿Qué cosas te hacen ilusión?»

Las respuestas de los oyentes fueron bastante simples, pero a la vez reconfortantes. Por ejemplo, una señora dijo que le hace ilusión tomarse una taza de té por la noche después de acostar a sus hijos.

Arriba y adelante

Arriba y adelante

Una breve ojeada a lo que fue…

Si te parece que has cometido errores, que has tomado decisiones desacertadas o incluso que has fracasado de manera lamentable, recuerda que no eres el único. Muchos grandes personajes de la Biblia también erraron; pero aprendieron de sus equivocaciones. Dios se acercó a ellos —justo cuando veían sus sueños y esperanzas truncados— y les dio una nueva razón de ser. 

Lánzate a soñar

Lánzate a soñar

La vida se compone de las pequeñas decisiones que tomamos todos los días. Las decisiones del pasado tuvieron su efecto en su momento, pero cada día puede ser un nuevo comenzar. Da igual lo que haya pasado hasta ahora: hoy tienes la oportunidad de tomar buenas decisiones.

No pierdas tiempo reviviendo el dolor que te ocasionan los errores y las decisiones equivocadas de ayer. Eso solo te resta energías e impide que hagas hoy el bien que podrías hacer. No puedes alterar el pasado, pero sí puedes forjar tu futuro empezando ahora mismo. Así que aprovecha al máximo el presente.

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.