Descubrir el camino en un mundo cambiante - Mayo de 2019

Si al proyectarte al futuro no divisas otra cosa que un muro impenetrable de incógnitas y enigmas, este número podría ayudarte a poner en claro tus opciones y despejar el camino.

Visión nocturna

Visión nocturna

En uno de sus salmos el rey David, dirigiéndose a Dios, escribió: «Para Ti, la noche es tan brillante como el día. La oscuridad y la luz son lo mismo para Ti»1. Siempre me ha resultado fascinante que a Dios le dé igual que haya tinieblas o claridad. Lo ve todo y está en todo.

La oferta

La oferta

Hace unos años, luego de cometer una serie de errores que me dejaron decepcionado y contrariado conmigo mismo, le imploré a Dios que me convirtiera en un robot, un autómata programado para hacer siempre lo que Él considerara mejor.

Decisiones que honren a Dios

Decisiones que honren a Dios

Uno de los rasgos de la humanidad, en calidad de seres creados a imagen de Dios, es el libre albedrío, que incluye la capacidad de tomar decisiones y responsabilizarnos de las consecuencias de las mismas. A veces nos cuesta mucho aprender a tomar decisiones que glorifiquen a Dios y que cumplan Su voluntad; el proceso de averiguar qué quiere Dios, de esperar a que nos comunique soluciones y nos oriente pone a prueba nuestra fe y la hace crecer.

El dominó de Dios

El dominó de Dios

Hace unos años mi vida experimentó un vuelco nada desdeñable. Ocurrieron cantidad de cambios, todos simultáneos. Terminé abrumada y por momentos bastante desalentada.

Para salir de la bruma

Para salir de la bruma

Tengo un recuerdo muy nítido de lo que sucedió. Me desperté temprano una mañana de verano y, al mirar por la ventana, vi que estaba todo cubierto de blanco. Me restregué los ojos pensando que estaba viendo mal y decidí averiguar qué pasaba. Salí a la terraza y al bajar por las escaleras quedé pasmada. Daba la sensación de que estaba dentro de una nube. Di unos pasos y giré sobre mí misma. En ese momento me di cuenta de que no sabía dónde estaba. Me encontraba a unos pasos apenas de la terraza, pero no sabía en qué dirección quedaba.

¿Cuándo dejar de confiar en Dios?

¿Cuándo dejar de confiar en Dios?

Érase una vez, en las lejanas tierras de Uz, un señor llamado Job. Entre todos los habitantes de esa tierra Job era sin lugar a dudas uno de los mejores tipos que había. Un hombre temeroso de Dios y apartado del mal; generoso, amable y trabajador. En pocas palabras: una persona buena y devota1.

El cerdito que edificó sobre la roca

El cerdito que edificó sobre la roca

El cuento de los tres cerditos comienza cuando estos parten de su hogar en busca de fortuna. El primero construye una casa de paja, pero un lobo la derriba a punta de soplidos. El segundo edifica una casa de ramas, con las mismas consecuencias. El intercambio de palabras entre el lobo y los cerditos es bien conocido:

Conserva la calma y sigue adelante

Conserva la calma y sigue adelante

Estaba yendo a visitar a una amiga. Al acercarse el bus al hospital donde ella estaba internada, el nerviosismo se apoderó de mí. No sabía bien cómo saludarla en una situación así. Mi amiga siempre ha sido enfermiza. En el último año había luchado por superar varias infecciones agresivas. En esta ocasión había tenido complicaciones luego de una cirugía mayor.

La mejor opción

La mejor opción

La escritora y poeta brasileña Cora Coralina, de muy humilde extracción, se convirtió en una renombrada docente y autora. Dejó muchas frases sabias en sus libros. Una de ellas fue: «Lo más importante en la vida son nuestras decisiones». Se proponía enseñar a sus alumnos que ser rico o de buen parecer, u otras características que la sociedad valora, no es tan crucial como aprender a tomar buenas decisiones.

Mantenerse en pie

Mantenerse en pie

Hace poco, junto con dos amigos y mi hermano, participé en una carrera muy especial: la Fisherman’s Friend Strongman Run. El recorrido, de 15 km, incluía 30 obstáculos de diversos grados de dificultad. Había lodazales en los que se le hundían a uno los pies rápidamente, y para evitarlo había que mantenerse en movimiento constante. También había tramos en ríos de agua helada, que había que cruzar a nado o vadear, lo que ponía a prueba el aguante de los competidores. Redes, zanjas, neumáticos, pendientes pronunciadas… motivos más que suficientes para decirse interiormente: «Yo no puedo lograrlo». Pero la verdad era que sí era posible.

El motivo

El motivo

Era verano y estaba participando en un viaje misionero con un grupo de jóvenes en la costa de Polonia. Al llegar este a su fin, nuestro centro en Varsovia iba a enviar un furgón para recoger a la mayoría; pero Nick, René y yo teníamos pensado volver en tren/bus/autostop. No tengo ni idea de cómo surgió aquel plan desatinado, pero en aquel momento a nosotros nos pareció genial.

Una vasija remodelada

Una vasija remodelada

Es muy fácil que los afanes de esta vida y sus muchas preocupaciones te aparten de una íntima comunión conmigo. El miedo al fracaso merma tu capacidad de poner los ojos en Mí y de tener fe en que escucho tus oraciones, en que te amo y deseo bendecirte. Anhelo levantarte, aliviar tus cargas y darte un nuevo comenzar. Quiero hacer de ti un testimonio de Mi amor.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.