La familia - Noviembre de 2019

Las familias vienen en múltiples formas y tamaños, y las alegrías y arduas tareas que entrañan varían con los años. En este número exploramos las distintas etapas de la vida familiar y cómo se acoplan al círculo más amplio de la vida.

Las estaciones de la vida

Las estaciones de la vida

Hace poco leí una frase que me fascinó por la descripción que hace de la familia: «Las familias son la brújula que nos orienta, la inspiración para alcanzar las cumbres y nuestro consuelo cuando, de tanto en tanto, trastabillamos».

Los recuerdos que agradezco

Los recuerdos que agradezco

Recuerdo que en mis años de infancia en Estados Unidos, el Día de Acción de Gracias era una fecha que esperaba con casi las mismas ansias que la Navidad. Me encantaba el otoño, con sus fuertes contrastes de marrones y dorados, anaranjados y violáceos de los árboles de hojas caducas del valle de Ohio, que irrumpían en alabanzas de gratitud a Dios por el cálido verano que acaba de obsequiarles. Un último testimonio de la gloria de Dios antes de despojarse de sus hojas y dejarlas caer para abonar la tierra.

Valorar el envejecimiento

Valorar el envejecimiento

Desde que cumplí 70 años he estado pensando más en las ventajas del envejecimiento. Pese a que muchos de nosotros, ahora que estamos entrando en edad, hemos experimentado algunas de las desventajas o dificultades, muchas cosas buenas también afloran en esta etapa de la vida. Quiero explorar algunas de ellas con ustedes refiriéndoles mis ideas y experiencias. Claro que es posible que ustedes no estén en la etapa de la vida en que todo eso se les aplica personalmente. En todo caso puede que el tema les interese por consideración a los adultos mayores de su familia o a amigos de la tercera edad.

Un nuevo comenzar

Un nuevo comenzar

Hace poco mi marido yo terminamos viviendo solos. Después de criar 10 hijos a lo largo de 40 años, no me esperaba esto.

Siempre hemos sido una familia de vínculos estrechos, pero naturalmente, a medida que los hijos se hicieron mayores fueron independizándose. En cada ocasión lloré. Sentía que me arrancaban un trozo del corazón.

Quizá no perfecta, pero bien

Quizá no perfecta, pero bien

Hace un tiempo decidí asistir a unas clases gratuitas de punto y crochet que ofrecían en un centro de barrio. Hacía bastante tiempo que la idea de aprender algo no me resultaba tan atractiva como ahora, a los 63 años. Además, tenía la esperanza de que me serviría para combatir el estrés, el cual, según me dijo el médico hace poco, estaba afectando mi salud.

Amar mientras pueda

Amar mientras pueda

Las discusiones con mis padres fueron una mancha en mis años de universidad. Discutíamos sobre cuánto tiempo dedicaría a mi vida social, sobre mi nueva afición por los programas de entrevistas y tertulias en televisión, mi intención de comprarme una motocicleta y un montón de otras cosas, que en retrospectiva resultan triviales, pero que en aquel momento eran muy importantes para mí. En todo ese periodo yo veía a mis padres como unos tutores chapados a la antigua, que me impedían disfrutar plenamente de mi juventud.

Con ella aprendí compasión

Con ella aprendí compasión

Hace unos años nuestros vecinos regalaron su perra a un amigo de ellos. Algún tiempo después el anciano murió y la perra se vino a frecuentar nuestra calle, pero nuestros vecinos ya no vivían ahí. Con el paso del tiempo la perra se veía cada vez más escuálida y abandonada. Al poco tiempo cavó un hoyo debajo de nuestra cerca y entraba a comer lo que los dos perros nuestros dejaban en sus platos o lo que quedaba en los alrededores.

Cada criatura es singular

Cada criatura es singular

Cada nene trae a nuestra vida una dicha extraordinaria, una esperanza excepcional. Un bebé es un alma viviente, formada a partir de la unión de un espíritu creado por Dios con los elementos físicos del organismo de los padres. William Wordsworth lo describió con increíble belleza:

Crear familia

Crear familia

En el consultorio médico donde trabajo hay una paciente frecuente cuyo nombre de pila es Blender (en inglés, licuadora). Ese es su nombre legal. No he tenido oportunidad de preguntarle sobre el origen, pero tengo mucha curiosidad por saber qué llevó a sus padres a darle el nombre de un artefacto de cocina. A lo mejor en otro idioma significa algo hermoso. No tengo ni idea.

Opa y yo

Opa y yo

Mi abuelo —a quien apodaba «Opa»— y yo éramos muy cómplices. Él me agudizaba los sentidos y en nuestras caminatas semanales por los bosques compartía conmigo su amor por la naturaleza.

Todos los fines de semana yo esperaba ansiosamente el momento en que me llevaran al apartamento de Opa y Oma, de dos ambientes, en un pequeño pueblo en el corazón del distrito industrial de Alemania.

Aprende de los niños

Aprende de los niños

Muchas personas mayores observan a un niño disfrutando despreocupadamente de sus juegos y por momentos desean volver a su infancia. A los niños se los ve tan tranquilos, tan felices, casi desprovistos de afanes. Se ríen con facilidad, disfrutan de lo que hacen y se entusiasman con las cosas más sencillas. En general tienen preocupaciones menores que rara vez duran más de unos minutos o una hora. Con seguridad pasan más tiempo felices y ocupados en sus intereses que tú.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.