Popurrí - Febrero de 2020

¿Prefieres el sabor a chocolate o a vainilla? En este número de Conéctate no tendrás que escoger. Presentamos una colección de artículos sobre una variedad de temas que suscitarán tu interés.

En la variedad está el gusto

En la variedad está el gusto

El mundo es tan variado, tan colorido, y la diversidad de nuestro planeta tan extensa que día a día nos deslumbramos ante el sinfín de matices que se nos regalan a la vista. Muchas veces me ha preguntado: ¿Qué haríamos si viviéramos en un mundo en blanco y negro, o si las especies de animales fueran tres o cuatro o si los paisajes que nos ofrece el mundo resultaran monótonos y unicolores?

Sacudir el kétchup

Sacudir el kétchup

Hace poco vi un aviso publicitario de una famosa marca de kétchup (salsa de tomate con vinagre y especias) en el que se mostraba el producto saliendo de un recipiente muy lentamente al son de la música de At Last. Me recordó cuando era niña y esperaba que el kétchup cayera con lentitud exasperante sobre mi hamburguesa.

Fuentes de inspiración

Fuentes de inspiración

La inspiración nos infunde un renovado entusiasmo por la vida. Nos impulsa, nos mueve o nos conduce a la acción. No obstante, hay ocasiones en que la inspiración se nos desliza entre los dedos, en que no solo nos falta, sino que tenemos la sensación de que nunca la volveremos a poseer.

Dios no es un elefante

Dios no es un elefante

Soy gran admiradora de Mike Donehey, el solista de Tenth Avenue North y anfitrión de la página que publica el grupo en YouTube. A menudo describe cómo se inspira para escribir sus canciones o relatos con un tinte humorístico que le ayuda a entender a Dios y Sus caminos. Uno de mis favoritos es «Dios no es un elefante.»1 Dice que lo sabe porque lo vio, no a Dios, sino a un elefante.

El eunuco de Etiopía

El eunuco de Etiopía

Hechos 8:26-40 en versión moderna

Nunca olvidaré el día de la operación. Contaba apenas 7 años. A partir de entonces me convertí en un eunuco real, destinado a servir en el palacio de los reyes y reinas de Etiopía. Nunca llegaría a formar mi propia familia, nunca se me consideraría un hombre como todos los demás y siempre tendría que ceñirme a un régimen especial. Tampoco se me permitiría hacer las cosas que hace la gente común y corriente.

Cuando apareció Jesús

Cuando apareció Jesús

Nunca deja de asombrarme cómo Jesús se aparece en los momentos oscuros y difíciles de nuestra vida. El capítulo 8 de Lucas es una muestra de ello.

Jairo —un clérigo y personaje de cierta relevancia— ruega a Jesús —ya acosado por multitudes de personas deseosas de oír sus palabras— que vaya a su casa y sane a su hija moribunda.

La lluvia también trae bendiciones

La lluvia también trae bendiciones

Me encontraba en una silla de ruedas esperando en el vestíbulo del hospital a que viniera el taxi. Todavía tenía el hombro hinchado a causa de la operación y todo el brazo cubierto de marcas negras y azules.

Para colmo la lluvia me sumía más en mi mal humor. ¡Lo único que me faltaba! —pensé—, que lloviera.

El juego de corazones

El juego de corazones

¿Qué les parece practicar un juego en que uno compite consigo mismo y al mismo tiempo tiene ocasión de hacer algún bien? Llamémoslo «el juego de corazones», ¿bueno?

El año pasado mi hija descubrió que el cáncer de mama que tenía en remisión le había vuelto a aparecer. Noche tras noche me empantanaba con pensamientos depresivos y desesperanzadores.

Juego libre y divino

Juego libre y divino

Jesús tiene en Su corazón un lugar muy especial reservado para los niños. Como cristianos se nos llama a seguir Sus pasos y tratar de formar a nuestros hijos en el conocimiento de Dios y Su Hijo. Jesús nos enseñó a guiar mediante el ejemplo y a ser benévolos y comprensivos al criar a nuestros hijos, además de recordarles cómo quiere Dios que nos conduzcamos. Eso nos exige tener paciencia, una relación estrecha con Dios y un compromiso personal de actuar según Sus preceptos.

31 centavos

31 centavos

Uy, eso es mucho dinero —pensé.

O sea, relativamente.

Suelo caminar por mi vecindario para hacer algunas compras y un poco de ejercicio. Con bastante frecuencia veo monedas en la vereda o en la calle y las recojo. Por lo general son centavos, pero no soy de rechazar el dinero, aunque sea muy menudo. De vez en cuando encuentro una moneda de cinco o de diez.

La montaña rusa

La montaña rusa

Hace unos meses, un caluroso sábado, fuimos en familia a un parque diversiones, una excursión que esperábamos con mucha ilusión. Nuestros hijos adolescentes —impertérritos ante el calor del sol y las multitudes— estaban ansiosos por sacarle provecho al día que tenían por delante, aventurándose en las montañas rusas y otros juegos de esos que hacen subir la adrenalina. Ni bien entramos al parque nos dirigimos a la montaña rusa más alta y con más bucles de todo el parque.

Una obra maestra hecha con amor

Una obra maestra hecha con amor

¿Te has preguntado alguna vez por qué el cielo es azul y por qué ese color en particular te produce una sensación de serenidad? ¿Te has puesto a pensar por qué la fragancia de un pinar o la hierba después de la lluvia te brindan una sensación de tranquilidad y solaz? ¿Hay algún motivo mágico por el que el simple canto de un pajarillo brinda una sensación interior de contentamiento?

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.