Jesús en ti - Septiembre de 2020

Todo el que está en Cristo es una «nueva criatura» (2 Corintios 5:17). Cuando Jesús entra en nuestro corazón emprendemos un nuevo camino. Sigue leyendo y te indicaremos el rumbo.

La renovación del alma

La renovación del alma

En algunos aspectos, la renovación del alma por la acción de Jesús es similar a la renovación de una vivienda deslucida y deteriorada, a cargo de uno de esos equipos de expertos restauradores que protagonizan esos programas de reconstrucción total en televisión. Ustedes los habrán visto. Los innovadores superestrella ingresan con ánimo jocundo en un recinto desvencijado y lo recomponen y redecoran hasta que queda casi irreconocible.

De la broma a la oración

De la broma a la oración

Hoy, mientras visitaba un pequeño pueblo, aprendí una vez más que cuando Dios dice «salta», debo responder: «¿hasta qué altura?» Él siempre sabe lo que más conviene.

Pasé por un depósito de mercancía y casi me llevo por delante a un hombre que con mucho esfuerzo intentaba subir un neumático pesado a su camioneta. Solté una carcajada y le dije: «Parece que vas a salir rodando» (soy propenso a hacer chistes en momentos inoportunos, lo siento). Él también se rió y yo seguí mi camino.

La llamada equivocada

La llamada equivocada

Era mi cumpleaños y decidí devolver una llamada de uno de mis familiares. Sin embargo, me pilló desprevenida, pues me contestó alguien que no reconocía. Al otro lado de la línea hablaba una mujer con voz apagada. Parecía aturdida, como si estuviera enferma o acabara de despertar, o con muy escasas fuerzas para contestar.

Volver a lo esencial

Volver a lo esencial

Me encontraba en la fila de la caja de una tienda y noté que la señora que estaba delante de mí vestía una camiseta de vivos colores con un versículo de la Biblia inscrito en ella. Cuando agradeció a la cajera, le dijo:

—Mi amor, espero que sepas que Jesús te ama.

La huerta caprichosa

La huerta caprichosa

Cuando estudiaba primaria en el colegio teníamos un jardinero extraordinario a quien todos llamábamos tío Silas. El hombre tenía la habilidad de crear huertas de ensueño, de las que aparecen en las revistas, con tomates, fríjoles, repollos y lechugas por doquier. Los canteros de flores frente al colegio eran una paleta de colores. El tío Silas conocía a la perfección qué plantas y flores crecían mejor en cada estación. Había acumulado años de experiencia y conocía cada uno de los trucos del oficio.

Mi orientador profesional

Mi orientador profesional

Cuando egresé de la universidad estaba decidida a ser traductora profesional a plena dedicación. Durante cuatro años dediqué todo mi tiempo libre a estudiar mi par de idiomas y tomar cursos de traducción. Me fascinaba la estimulante y a la vez exigente tarea de traducir significados de un idioma a otro y ya desde hacía varios años había sido traductora voluntaria.

La puesta a tono de un violín

La puesta a tono de un violín

Una mañana entré en la sala de mi profesor de música para comenzar una clase de violín y noté que había dos instrumentos sobre la mesa. Enseguida me atrajo el primero, que se veía nuevecito. Un violín nuevo es digno de admirar, con sus finas curvas, la superficie satinada y sin rayones, que brilla a la luz, y una voluta cautivadoramente contorneada con sus clavijas aún chirriantes.

El bebé de la otra incubadora

El bebé de la otra incubadora

Charity —lectora de Conéctate desde hace muchos años— tenía un empleo bien pagado en el sector bancario. Acababa de terminar su segundo doctorado en una prestigiosa universidad internacional. Había dado a luz a mellizos, un niño y una niña. Con todo, en lugar de sentirse contenta, con lágrimas observaba el pequeño bultito detrás del cristal de la incubadora, que era su hijo dormido.

Compenetrarme con Jesús

Compenetrarme con Jesús

En mi dilatado anhelo de conocer mejor a Jesús he llegado a la simple conclusión de que la vía más accesible para ello es leer los Evangelios con regularidad, tratar de llevar a la práctica Sus enseñanzas y emular Su ejemplo.

Puertas abiertas

Puertas abiertas

Hace unos meses comencé a dar unas clases de inglés basadas en la Biblia a un pequeño grupo de adolescentes. No siempre es fácil y requiere tiempo de preparación, pero bien vale el esfuerzo. Por ejemplo, cuando estudiábamos la primera Navidad, siempre parecía presentarse algún obstáculo: los alumnos llegaban tarde, olvidaban sus cuadernos de ejercicios o a veces simplemente faltaban a la clase sin motivo alguno.

Amor a toda prueba

Amor a toda prueba

Cuando te invada la preocupación y esa sensación de perplejidad y desconcierto, acércate a Mí. Descansa la cabeza en Mi hombro. Halla consolación en Mis promesas eternas. Presta oído a las palabras que te hablaré al alma y al pensamiento. Obtén fuerzas y paz de Mí.

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.