La oración y los milagros - Junio de 2019

Dios promete en Su Palabra que Él escucha cada palabra que rezas. Así y todo, con frecuencia prescindimos de la oración. Esta revista te enseñará a sacar provecho de tu propia línea directa con el cielo.

Dios responde

Dios responde

¿Te has preguntado alguna vez por qué ciertas oraciones no parecen obtener respuesta? Y en particular, ¿has desconfiado de la eficacia de tus propios ruegos a falta de una señal clara de que Dios los ha oído o tiene la intención de contestarlos?

La solución de Giovanna

La solución de Giovanna

Al cabo de cuatro años y un viaje en autobús de 44 horas, por fin visité a mi hija y a mi yerno y conocí a mi nieta Giovanna. Me conquistó desde el primer instante. Es tan linda, tan inteligente, tan activa. Que me disculpen los demás abuelos, pero mi nieta es la más encantadora y bonita del mundo.

Optimizar la oración

Optimizar la oración

Muchas veces oramos por una persona y esta se cura de inmediato o en un plazo breve. También hay ocasiones en que rezamos por alguien que tiene una enfermedad muy grave, durante meses o incluso años, y aun así no vemos los resultados que hemos pedido. Es posible que en esas situaciones nos preguntemos qué ha pasado. ¿Algo salió mal?

¿Por qué es importante pasar tiempo a solas con Dios?

¿Por qué es importante pasar tiempo a solas con Dios?

Construir una relación lleva tiempo. Si bien nuestra relación con Dios difiere de las demás en muchos aspectos, está sujeta a las mismas reglas. La Biblia abunda en comparaciones para ayudarnos a conceptualizar nuestra relación con Dios. Por ejemplo, a Cristo se lo describe como el novio; y a la Iglesia, como la novia. […] Para alcanzar ese grado de intimidad es indispensable pasar tiempo a solas el uno con el otro.

Resolver problemas haciendo equipo con Dios

Resolver problemas haciendo equipo con Dios

En mi segundo día de trabajo, mi jefe me entregó su computadora portátil:

—Necesito que me la actualices y que me pongas el sistema operativo en línea más reciente que haya —me dijo.

Secretos de la oración

Secretos de la oración

En su libro A Year of Living Prayerfully (Un año viviendo en oración), Jared Brock describe con humor y agudeza el viaje que emprendió alrededor del mundo para descubrir y explorar los ejercicios, métodos, hábitos y estilos de oración que aplican los creyentes de distintos credos y países. Más que compilar una lista de técnicas, Brock quería experimentar la oración a cabalidad desde diversas perspectivas y desde el prisma de distintas confesiones religiosas. Así pues, él y su mujer dedicaron todo un año a la tarea.

La ansiedad y el ancho mar

La ansiedad y el ancho mar

Me crie entre arroyos, lagos y ríos; pero cuando tenía dieciséis años fui a un balneario del Atlántico y vi el mar por primera vez. La noche en que llegamos iba caminado por el paseo marítimo y me aventuré hasta la punta de un muelle de madera. Cuando las primeras olas rompieron estruendosamente a centímetros de mí, me aferré aterrorizada a la baranda. Desde entonces he tenido por el mar una mezcla de cariño y respeto. No soy buena nadadora, pero me encanta mirar el mar y sentir la arena entre los dedos de los pies. Me gusta incluso la sensación de ingravidez que tengo cuando una ola suave me levanta, siempre y cuando haya a mi lado algún objeto flotante al que pueda asirme.

A veces no se requiere un milagro

A veces no se requiere un milagro

No soy ciudadana de los Estados Unidos de América por nacimiento. Ganarme el derecho a vivir aquí fue todo un proceso. Tuve que llenar pilas de formularios, pasarme horas al teléfono con funcionarios, pagar una suma considerable, registrar mis huellas digitales y acudir a una entrevista para determinar si reunía los requisitos para obtener la residencia. Y ¡yupi, lo conseguí! ¡Estaba tan contenta!

Mi círculo de oración

Mi círculo de oración

El timbre de mi teléfono interrumpió aquella tarde mi tranquilo trayecto en automóvil. Era una amiga cercana. «¡Marie, necesito que reces por mí!» Apenas tenía unos momentos para hablar, los suficientes para contarme las situaciones angustiosas que se le habían presentado. Le aseguré que rezaría por ella. Cuando cortó la comunicación, me puse a orar por ella. Lo hice en voz alta hasta llegar a mi destino.

Un extraño en el estacionamiento

Un extraño en el estacionamiento

Sentado en el auto en una playa de estacionamiento, me tomé un momento para reflexionar sobre algunos cambios en mi vida y en mi trabajo. Tenía la impresión de que me había estancado y, francamente, estaba un poco intranquilo.

De golpe apareció un hombrecillo despeinado junto a la ventanilla. Con aire alegre y despreocupado, me saludó cálidamente. Me tomó un poco por sorpresa, así que reaccioné con cautela. En Sudáfrica, la delincuencia está a la orden del día. Abundan los oportunistas en busca de una presa fácil.

Oraciones certeras

Oraciones certeras

Cuando quieras dirigir bien tus oraciones para obtener óptimos resultados, intenta despejar tu mente. Puedes hacerlo en cualquier momento y lugar, inclusive en un sitio público lleno de gente, en un aeropuerto atestado, en el bus, en el tren o donde sea que te encuentres. Detente unos instantes, cierra los ojos y concéntrate en Mí: te ayudaré a focalizar tus pensamientos para que encauces bien tus oraciones.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.