Resultado feliz

Resultado feliz

Leí hace poco un artículo en que una señora describía su trabajo en estos términos: «No recibo bonificaciones. Es más, hace 12 años que no me pagan sueldo. Mis principales funciones son enseñar, orientar, cuidar y disciplinar. No siempre soy muy popular; pero eso no importa, porque no es un requisito en mi trabajo. Soy madre. Se me ha confiado la tarea de educar a tres mocitos hasta que alcancen la mayoría de edad. No es de vital importancia que tengan éxito en el sentido en que se entiende el éxito hoy en día; es decir, que obtengan un título profesional, amasen una fortuna y se hagan un nombre. El éxito que les deseo va con la definición del Diccionario de la Real Academia: “Resultado feliz”».

Este comentario me trajo enseguida a la memoria a varios padres de familia ejemplares con los que guardo estrecha amistad desde hace años y que han sabido educar muy bien a sus hijos. Los hay que tienen familias numerosas y han sacado adelante a una magnífica prole. Los admiro a rabiar. Algunos de ellos probablemente dudaban o dudan aún de sus habilidades como padres; pero la vida ha sabido demostrarles que no se equivocaron en su modo de educar, pues hoy sus hijos andan bien encaminados. No todo fue miel sobre hojuelas: algunos se les descarriaron por unos años; pero la buena enseñanza que habían recibido y los quebrantos y las lecciones de la vida los volvieron a encaminar bien.

Atribuyo el éxito de esos padres a que se esmeraron siempre para educar a sus hijos como Dios manda, o sea, con amor, con sana disciplina, siempre al lado de ellos, siempre apoyándolos. Varios me cuentan que se beneficiaron enormemente de los consejos, la experiencia y el aliento de otros padres de familia, así como de las enseñanzas recogidas en diversos libros de orientación cristiana.

Etiquetado como
Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso —que firma algunos artículos con el seudónimo de Gabriel Sarmiento— es director de la revista Conéctate. Tiene una larga trayectoria como traductor e intérprete. Es además profesor, locutor, redactor de artículos motivacionales y escribe poesía. Ha vivido en tres continentes y desde hace 40 años es misionero voluntario de La Familia Internacional. En su cuenta en Twitter publica noticias, frases y reflexiones: @gabiconectate.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.