Belleza

¿Qué es la belleza?

Hace poco hice una búsqueda para ver cuántas veces aparece en la Biblia la palabra hermoso o hermosa.

Descubrí que el Antiguo Testamento está lleno de bellas mujeres. Sara era hermosa1. Rebeca era muy hermosa2. Raquel era de lindo semblante y de hermoso parecer3. No había en el mundo mujeres tan bonitas como las hijas de Job4. Y hay muchas más. Creo que mi preferida, sin embargo, es Abigail. Abigail era hermosa e inteligente5. ¿Qué más podría desear una mujer que dijeran de ella?

No hay otro como tú

¿Sabes quiénes son las personas más felices?

Las que tienen el valor de mostrarse tal como son, como Dios las hizo, en lugar de adoptar una imagen a fin de gozar de aceptación y caer bien a los demás. Quienes se afanan por cumplir con lo que —a su entender— los demás esperan de ellos, en realidad se echan a cuestas un enorme peso. La humildad, por el contrario, es liberadora.

«Se eliminan lunares»

Me dio un vuelco el corazón al ver un hermoso letrero, no hermoso en el sentido estético, sino por una frase que a mí me pareció mágica: SE ELIMINAN LUNARES. Aquellas palabras parecían escritas en caracteres de plata con el contorno dorado, pues prometían librarme de lo que más me disgustaba de mí misma.

Concretamente, siete lunares, tan negros que bien parecían manchas de tinta dejadas descuidadamente por un Creador universal que no se daba cuenta de los errores que cometía. En mi vida había visto a nadie con tantos lunares oscuros como yo. Consideraba que me restaban mucho atractivo. Esa era mi oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva.

Encuesta sobre la belleza

Dicen que la belleza es relativa, que todo es según el color del cristal con que se mira. Así que se me ocurrió entrevistar a unas cuantas personas de ambos sexos, de todas las edades y de diferentes extracciones culturales, para averiguar lo que encuentran atractivo en los demás. A continuación, algunas de sus respuestas:

Lo que me parece más atractivo de una mujer es que no esté excesivamente pendiente de lo que los demás piensan de ella, que actúe con naturalidad.  Raimundo (29 años)

Tu belleza singular

Si todas las flores fueran del mismo color o si solo existiera una variedad de árbol, al cabo de un tiempo todo sería muy aburrido. La belleza está en la variedad, en la diversidad de clases, texturas, tonalidades y colores.

No entiendo por qué se esfuerzan tanto algunos por ser como todos los demás. ¿Qué tiene eso de bello? Cuando veo a las modelos de las pasarelas, aunque muchas tienen una belleza escultural, o una piel espectacular y lo que el mundo considera un cuerpo perfecto, la mayoría son muy parecidas. Son un ejemplo perfecto de belleza industrial.

Ser yo misma

Recuerdo que cuando era pequeña la gente me decía: «¡Vas a ser tan bonita cuando seas mayor!» ¡Cómo anhelaba que llegara ese día! Todos mis sueños se harían realidad. ¡Iba a ser bellísima!

Pero al cumplir los 15 no me parecía en nada a lo que me había imaginado. Era regordeta y detestaba mi cuerpo. Me vestía siempre de negro para parecer más delgada. Además me ponía mucho maquillaje, que me servía de máscara para ocultarme. Recuerdo que lloraba y me sentía terriblemente deprimida. Me creía tan gorda que no merecía vivir. Es fácil tachar de ridículas esas ideas cuando es otra persona la que las manifiesta; otra cosa muy distinta es cuando una misma es quien las concibe.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.