Lo mejor que hay

Lo mejor que hay

Hace años mi esposa hizo un precioso bordado que hoy cuelga, enmarcado, de una de las paredes de nuestra casa. En letras de diversas tonalidades dice: «Lo mejor que hay en la vida no se compra ni se vende». Su mensaje artesanal se me metió hace años bajo la piel y suele aflorar cada vez que me entusiasmo con adquirir el último artilugio tecnológico o algún artículo que, por atractivo que parezca, resulta innecesario.

No es fácil llevar una vida simple en el complicadísimo siglo XXI. En la televisión, por la calle o navegando por las redes se nos bombardea incesantemente con anuncios publicitarios que nos incitan a no dejar pasar esa oportunidad única de comprar tal y tal cosa o aprovechar tal y tal oferta. Uno prácticamente tiene que crearse un escudo anticomerciales para rechazar los dardos que arrojan sin clemencia empresas y organizaciones de todo tipo. Además, la innovación avanza actualmente a un ritmo tan demoledor que lo que uno compra hoy queda desfasado en menos que canta un gallo, y las más de las veces antes que uno pueda llenar otra vez la alcancía para comprarse la última versión del producto. No vale la pena, pues, entrar en ese juego. Atiborrar nuestra vida de cosas no brinda satisfacción. «La vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes»1, dijo el Maestro hace dos milenios en una de Sus sabias sentencias.

Al fin y al cabo, lo que nos aporta felicidad son más bien los placeres sencillos que muchas veces acabamos asfixiando por estar preocupados con lo superfluo, o que se nos pasan inadvertidos por andar acelerados en procura de adquirir más cosas. Uno de los secretos para llevar una vida más feliz es aprender a contentarnos con lo que tenemos, dar gracias a Dios por ello y hacer buen uso de las bendiciones que nos concede.

1. Lucas 12:15 (NVI)

Podcast

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso —que firma algunos artículos con el seudónimo de Gabriel Sarmiento— es director de la revista Conéctate. Tiene una larga trayectoria como traductor e intérprete. Es además profesor, locutor, redactor de artículos motivacionales y escribe poesía. Ha vivido en tres continentes y desde hace 40 años es misionero voluntario de La Familia Internacional. En su cuenta en Twitter publica noticias, frases y reflexiones: @gabiconectate.

Más en esta categoría: « La quimera de la perfección
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.