Once Momentos

Once Momentos

Desde que tenía 11 o12 años he escrito algún tipo de diario. A principios de este año decidí que no solo llevaría un registro de los sucesos evidentemente significativos, sino que escribiría al menos una o dos líneas todos los días,aunque no hubiera ocurrido ningún hecho digno de mención. Tengo la satisfacción de que de momento voy bien y creo que cumpliré ampliamente lo que me propuse.

Un detalle interesante de este tipo de diario es que, al repasar lo que va del año —lo hice hace poco—, no solo me hace revivir los acontecimientos más destacados, sino que también me recuerda incidentes y sucesos cotidianos que en ciertos casos resultaron tener bastante trascendencia.

También es interesante descubrir situaciones recurrentes. He observado que muchas de las experiencias notables que tengo son al aire libre: en un parque, en una playa o caminando o trotando por el vecindario. Hasta he tenido momentos de reflexión en una calle atestada y bulliciosa. Diríase, pues, que en mi caso el ambiente ideal para pensar es cuando estoy fuera, en movimiento, en esos intervalos entre quehaceres.

Sin más preliminares, reproduzco a continuación algunas anotaciones que hice en mi diario este año, centrándome más que nada en las que tienen que ver con experiencias de todos los días.

Momento nº1

Visité un lugar que frecuentaba de chica, un parque en el que elevaba cometas. Lo recordaba mucho mayor. En todo caso, sigue siendo muy lindo. Y todavía está lleno de gente haciendo volar cometas.

Momento nº2

Esta tarde disfruté de un estupendo paseo por el parque con unos amigos de otra ciudad que me vinieron a ver. Llovía a cántaros, y en el crepúsculo había una espesa niebla; éramos los únicos por ahí.

Momento nº3

Uno de los dos inodoros de la casa llevaba varios días estropeado. Esta tarde por fin vino el plomero. Sin embargo, se equivocó al volver a conectar las cañerías, ¡y ahora no tengo agua caliente en la ducha! Mañana regresa para arreglar eso. Es un fastidio, pero me sirve para tomar conciencia de que por lo general mi vida discurre sin sobresaltos. Ahora estoy agradecida por cosas que suelo dar por sentadas: inodoros que funcionan y agua caliente.

Momento nº4

Buena carrera en la pista esta tarde. No establecí ningún récord, pero sí fue mi marca del año. Un tipo que también estaba corriendo —obviamente un atleta, que alternaba sprints con intervalos de caminar— me dijo cuando ya se iba: «Buena carrera, señorita». Quedé con una grata sensación.

Momento nº5

Mi médico me había recomendado que me hiciera una mamografía antes de tiempo a causa de unos quistes (aunque no me dolían), solo por si acaso. Así que me la hice. No pensaba que me fuera a preocupar tanto mientras esperaba los resultados. Todo salió bien. Ahora respiro más aliviada.

Momento nº6

Pasé el día con una vieja amiga a la que no había visto desde hace un par de años. Es una maravilla que, a pesar de no habernos visto en tanto tiempo, al cabo de unos minutos ya nos sentíamos tan unidas como antes.

Momento nº7

Estuve en un hermoso rincón del parque, que descubrí hace apenas dos semanas. Resultó ser un punto de observación de aves. Hoy me di cuenta de lo fascinante que es observar a los observadores de aves. Son apasionados.

Momento nº8

Fue divino trotar por la playa. El tiempo estaba perfecto. Ideal para pensar, para sentirme agradecida, para prestar oído a mi corazón y comulgar con Dios. Justo cuando iba escuchando la canción Quién como Tú pasé corriendo por en medio de una bandada de gaviotas, que se abarrotaron encima y alrededor de mí. Así fue, sin exagerar. Espectacular.

Momento nº9

Me enteré de que mi tía tiene cáncer de colon. Trabaja de enfermera, no ha fumado nunca, es vegetariana y anda apenas por los cincuenta. Sabe mucho sobre el organismo, de biología y salud, y lleva un estilo de vida muy sano. La verdad es que puede pasarle a cualquiera y en el momento más impensado. Me hace ver lo valiosas que son la vida y la familia.

Momento nº10

Descubrí las soupy dumplings[[Bolas de masa que se comen en sopas]]. Casi no podía creer que con todo lo que he viajado y todas mis aventuras gastronómicas, hasta hoy no había probado esa delicia.

Momento nº11

Desde hacía unos meses tenía planeada una visita a cierta exposición en un jardín botánico, a dos horas de casa. Fui en un día de semana que por casualidad tenía libre, y al llegar me encontré con que ese es el único día en que cierran sus puertas al público. Estaba segura de que lo había verificado en su sitio web. Como me había pegado el viaje hasta allá y estaba cerca de un zoológico, decidí pasar el día ahí. No era lo que había planeado, pero fue un día magnífico.

* * *

La vida no se compone de grandes hitos, sino de momentos.  Rose Kennedy (1890–1995)

Jessie Richards

Jessie Richards formó parte del equipo de redacción y producción de la revista Activated entre el 2001 y el 2012. Es autora de diversos artículos publicados en la revista y además ha escrito y revisado textos para otras publicaciones y páginas web cristianas.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.