Un cambio interior

Un cambio interior

En mayor o menor grado, casi todos estamos insatisfechos con nosotros mismos. Pero eso no es necesariamente malo. Para hacer progresos es menester cierta medida de insatisfacción. Es sano aspirar a ser más de lo que somos. El problema es que muchos nos quedamos estancados en la fase de insatisfacción. ¿Por qué?

Sospecho que las más veces ello obedece a que nos consideramos incapaces de progresar y superarnos. Y vale decir que algo de razón tenemos. Algunos cambios los podemos efectuar a pura fuerza de voluntad o trabajando más arduamente; por ejemplo, alcanzar una meta más alta en ventas o lograr que nos quepa ropa de una talla menos. Pero... ¿qué pasa cuando se trata de cambios más profundos, de transformaciones interiores que sabemos que nos harían más felices y nos permitirían ser mejor persona? Por lo general esos cambios de fondo son los más esquivos.

Nos convencemos de que no poseemos la capacidad, de que tenemos muchos defectos y cometemos demasiados errores. Nos faltan dedos para contar las veces que hemos fallado. Es inútil. ¿Para qué hacer el esfuerzo? Simplemente no somos capaces, aducimos.

¿La solución? Jesús la resumió con palabras muy sencillas: «Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios».1 La clave está en ponernos en manos de Dios y dejar que Él haga lo imposible por medio de nosotros y a veces a pesar de nosotros. Puede que seamos modestos, débiles e incapaces; pero hay un Dios grande, fuerte y muy capaz que está presto a asistirnos. Con Su ayuda esas transformaciones interiores imposibles resultan mucho más fáciles de lo que nos imaginamos.

* * *

Uno puede optar entre retroceder hacia lo seguro o avanzar con miras al crecimiento. Una y otra vez debe uno decidirse a crecer; una y otra vez hay que superar el miedo. Abraham Maslow (1908–1970)

Si bien nadie puede regresar en el tiempo y volver a empezar, cualquiera puede comenzar desde ahora y producir un final completamente nuevo. James R. Sherman

[Cristo] me dijo: «Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.» […] Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. 2 Corintios 12:9,10; Filipenses 4:13

1. Marcos 10:27

Keith Phillips

Keith Phillips

Keith Phillips fue jefe de redacción de la revista Activated, la versión en inglés de Conéctate, durante 14 años, entre 1999 y 2013. Hoy él y su esposa Caryn ayudan a personas sin hogar en los EE.UU.

Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.