Desarrollo personal

El primer día

—Por muy preparada que estés de antemano —me advirtió mi amiga—, el primer día en la universidad será una experiencia abrumadora.

No entendía muy bien por qué pensaba ella que algo tan inocuo como la universidad pudiera ser abrumador. En todo caso le dije que, como me había ido estupendamente en la secundaria, estaba segura de que me las arreglaría bien en la universidad.

Crecer y aprender

El deseo de aprender es innato en los niños. Siempre que tengan satisfechas sus necesidades elementales, su sed de nueva información y experiencias es insaciable. Si encima están contentos, enfrascados en actividades interesantes y practicándolas en sitios seguros, mejor aún.

Esta es mi guerra

La película Paraíso perdido (El valle de la violencia) se desarrolla durante la Guerra de Secesión de EE. UU. Es la conmovedora historia de una familia del sur del país que se ve atrapada en el conflicto. Charlie Anderson, el patriarca de la familia, una y otra vez hace caso omiso de las súplicas de sus hijos que quieren alistarse en el ejército. Prefiere mantenerse neutral y no involucrarse, hasta el día en que la contienda afecta directamente a su familia.

El secreto

Vivir cristianamente en el intrincado y complejo mundo actual puede parecer bien difícil. ¡Es que son tantas las cosas que minuto a minuto exigen nuestra atención! La mayoría no son malas, pero consumen tiempo y pueden llegar a atrofiar nuestro crecimiento en la fe.

Todo un año sin ropa

Bueno, no exactamente. Déjame que te lo explique.

Al principio del año pasado me hice el propósito de no comprarme ropa ni zapatos en los siguientes 12 meses. Lo hice por varias razones:

La paz de Dios

Paz interior

La paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:7

Si no tenemos paz en el alma, el consuelo ajeno no nos hará más bien que un calzado de oro a un pie gotoso. John Bunyan (1628–1688)

Desconcierto en el bus

Era una típica tarde primaveral de lluvia en Rijeka. Yo iba sentada en un bus de la línea 18 luego de una larga jornada… al menos creía que era el 18. Había unos 30 pasajeros, todos igual de cansados e impacientes por volver a su casa.

Al llegar a un cruce, en lugar de doblar a la derecha como de costumbre, el bus viró a la izquierda. «¿Me habré equivocado de bus?», pensé. Estaba a punto de preguntar cuando otros pasajeros le empezaron a gritar al chofer:

Más que vencedores

¿Alguna vez te has detenido a preguntarte: «¿Qué hago aquí en este mundo? ¿Qué significa todo esto para mí en particular?» Son preguntas frecuentes, sobre todo cuando atravesamos momentos difíciles.

<Page 6 of 14>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.