Nueve tácticas para cambiar

Nueve tácticas para cambiar

1. Hacer un balance y fijarse metas. Hazte una lista de los aspectos en que quieres cambiar y de las medidas que puedes tomar para efectuar esos cambios. El hecho de poner por escrito tus metas y planes te ayudará a concretar tus ideas y reafirmar tu compromiso.

2. Incorporar los cambios al horario o calendario. Sin un plan definido, las buenas intenciones suelen quedar olvidadas en medio del trajín de todas las demás obligaciones que tenemos.

3. Apoyarse en Jesús y no exclusivamente en la fuerza de voluntad, el intelecto o las habilidades naturales. La Biblia dice: «Mejor es confiar en el Señor que confiar en el hombre» (Salmo 118:8), y: «Felices los que en Dios encuentran ayuda. Irán sus fuerzas en aumento» (Salmo 84:5,7 (DHH)).

4. Buscar orientación y estímulo en la Palabra de Dios. Dios promete: «Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar» (Salmo 32:8). Un sitio web para hacer búsquedas en la Biblia, una concordancia o un manual de estudio, como por ejemplo Una vida más feliz, Fundamentos o La Biblia en cápsulas, facilitan mucho la tarea de averiguar lo que dice la Biblia sobre temas concretos relacionados con los cambios que aspiras a realizar.

5. Unirse a un grupo de apoyo o formar uno. El estar con gente de ideas afines a las tuyas proporciona un refuerzo positivo y apoyo moral, dos catalizadores de los cambios. «Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo» (Eclesiastés 4:9). «Hierro con hierro se aguza; y así el hombre aguza el rostro de su amigo» (Proverbios 27:17).

6. Solicitar oración. La oración en grupo logra extraordinarios resultados (V. Santiago 5:16; Mateo 18:19).

7. Agradecerle a Dios Su ayuda. Cuanto más agradecido te muestres, más querrá Dios hacer por ti. «Entrad por Sus puertas dando gracias, por Sus atrios con alabanza» (Salmo 100:4).

8. Ante los tropiezos, pedirle a Dios perseverancia. «Siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse» (Proverbios 24:16). «Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque el Señor sostiene su mano» (Salmo 37:24).

9. Seguir creyendo que, con la ayuda de Dios, se puede cambiar. Invoca versículos que aumenten tu fe, como: «Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer por Su buena voluntad» (Filipenses 2:13), y: «Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas» (2 Corintios 5:17). 

Keith Phillips

Keith Phillips

Keith Phillips fue jefe de redacción de la revista Activated, la versión en inglés de Conéctate, durante 14 años, entre 1999 y 2013. Hoy él y su esposa Caryn ayudan a personas sin hogar en los EE.UU.

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.