Esa grandeza tramposa

Esa grandeza tramposa

Cuando piensas en grandes hombres y mujeres, ¿qué suerte de personas se te vienen la cabeza? Muchos quizá traeríamos a colación a destacados deportistas, escritores de libros de gran éxito editorial, actores o actrices de relevancia, músicos, artistas o políticos destacados. Es lo más natural: Esas celebridades suelen acaparar los medios de difusión que día y noche nos saturan con un caudal de información sobre sus vidas, ideas, hábitos y preferencias.

No obstante, al ver a toda esa gente con aura y aureola, es difícil soslayar la pregunta: ¿No será que la definición de grandeza según Dios y la perspectiva cristiana difiere de todo eso?

Juan el Bautista no percibía mayores ingresos ni era objeto de la adulación del público. No consiguió estrepitosos triunfos deportivos o intelectuales ni erigió un imperio comercial. Juan llevó vida de ermitaño en el desierto y sobrevivió a dieta de insectos. No obstante, destacó por prestar un servicio: allanar el camino para el Mesías, anunciar Su venida y llamar a la gente al arrepentimiento. Fue intrépido e intransigente. Formó discípulos que lo siguieran a él y luego a Jesús. Fue fiel a su vocación y dio su vida por ella. Con esa vara midió Jesús la trayectoria de Juan cuando dijo: «No se ha levantado entre los nacidos de mujer ningún otro mayor que Juan el Bautista».1

Jesús enseñó que el servicio al prójimo es el camino que conduce a la grandeza: «Cualquiera que anhele ser grande entre ustedes será su servidor».2 Y predicó con el ejemplo: Lo dio todo y se hizo siervo de todos cuando abandonó a Su Padre en el cielo y se encarnó en un ser humano para venir a vivir entre nosotros.

Todos podemos hacer un esfuerzo por asemejarnos más a Cristo3 siguiendo Su ejemplo, leyendo Su Palabra y pasando más tiempo con Él. En torno a eso gira el presente número de Conéctate.

1. Mateo 11:11
2. Mateo 20:26
3. Véase Romanos 8:29

Podcast

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso —que firma algunos artículos con el seudónimo de Gabriel Sarmiento— es director de la revista Conéctate. Tiene una larga trayectoria como traductor e intérprete. Es además profesor, locutor, redactor de artículos motivacionales y escribe poesía. Ha vivido en tres continentes y desde hace 40 años es misionero voluntario de La Familia Internacional. En su cuenta en Twitter publica noticias, frases y reflexiones: @gabiconectate.

Copyright 2020 © Activated. All rights reserved.