Vida

Dalo a conocer

El éxito en la vida tiene dos ingredientes esenciales. Para alcanzarlo es preciso cultivar primeramente una buena relación con el Creador de la vida y, en segundo lugar, sanas relaciones con quienes nos rodean. Es más, sin ello es imposible ser verdaderamente feliz. Jesús nos reveló la clave al decirnos: «“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”. Este es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a este: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”»1.

Al son que me toquen, bailo

El violinista en el tejadoes una famosa película musical que contiene valiosas enseñanzas sobre cómo lidiar con los cambios. La trama se desarrolla a principios del siglo XX, y trata de una familia judía sumida en la pobreza que sufre persecución religiosa en el sur de Rusia. El padre, Tevye, se queja de tener cinco hijas y ningún hijo varón, distribución nada ideal en una granja. Para colmo, sus tres hijas mayores toman por maridos a hombres que él no aprueba. Uno de ellos es un goy ortodoxo. A lo largo de la película, cuando surgen conflictos o se avecinan cambios, se le aparece en visión un violinista en un tejado.

El camino por el que transitamos

Hace unos 13 años, mi marido y yo tuvimos que mudarnos de Calgary a Winnipeg, en Canadá, para lo cual cargamos nuestros trastos en nuestro viejo camión. Habíamos planificado bien ese traslado. Todo estaba bien empacado y organizado. Habíamos estudiado la ruta y calculado el tiempo que tardaríamos. Habíamos preparado un presupuesto para combustible, alimentación, hospedaje y demás. Siendo nuestro primer viaje largo con el bebé, nos aseguramos de contar con todo lo que pudiéramos necesitar. Nuestra intención era claramente terminar en Winnipeg.

Hacia lo desconocido, bien acompañados

Soy amigo de lo predecible. Supongo que en eso me parezco a la mayoría de la gente. Las más de las veces, los cambios implican un salto a lo desconocido. Significan salirse de lo habitual, de ese entorno en que uno se siente perfectamente a gusto, y eso a veces asusta.

La vida es una montaña

El otro día unos amigos me invitaron a subir a una montaña. Pensé que no sería una caminata muy larga. Estacionamos el auto y echamos una mirada a la cumbre. Reunimos los diversos implementos y comenzamos a ponernos las botas y a empacar las mochilas.

«No parece tan lejana la cima, no será difícil. ¡Qué bueno!», pensé.

Una actitud descomplicada

Buena parte del ministerio de Juan el Bautista precedió al de Jesús. Su mensaje era de arrepentimiento, y proclamó la venida del Salvador. Si bien algunos de sus seguidores se hicieron luego discípulos de Jesús1, es obvio que otros permanecieron a su lado.

El alimento necesario

La comidaes una de las necesidades vitales del ser humano; de ahí que hiciera tempranamente su aparición en la narración de la relación de Dios con nosotros. En el Génesis se nos dan los árboles y las demás plantas para alimentarnos: «Toda planta que da semilla […] y todo árbol en que hay fruto y que da semilla os serán para comer»1.

Receta para la alegría

Antes de empezar, póngase un delantal de tela bien resiliente, como los que usaban las abuelas, para no mancharse con gotas de amargura y de sinsabores. En un receptáculo de cerámica dura, a prueba de golpes y fuegos desanimantes, mezcle:

<Page 6 of 12>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.