Vida

Hacia lo desconocido, bien acompañados

Soy amigo de lo predecible. Supongo que en eso me parezco a la mayoría de la gente. Las más de las veces, los cambios implican un salto a lo desconocido. Significan salirse de lo habitual, de ese entorno en que uno se siente perfectamente a gusto, y eso a veces asusta.

La vida es una montaña

El otro día unos amigos me invitaron a subir a una montaña. Pensé que no sería una caminata muy larga. Estacionamos el auto y echamos una mirada a la cumbre. Reunimos los diversos implementos y comenzamos a ponernos las botas y a empacar las mochilas.

«No parece tan lejana la cima, no será difícil. ¡Qué bueno!», pensé.

Una actitud descomplicada

Buena parte del ministerio de Juan el Bautista precedió al de Jesús. Su mensaje era de arrepentimiento, y proclamó la venida del Salvador. Si bien algunos de sus seguidores se hicieron luego discípulos de Jesús1, es obvio que otros permanecieron a su lado.

El alimento necesario

La comidaes una de las necesidades vitales del ser humano; de ahí que hiciera tempranamente su aparición en la narración de la relación de Dios con nosotros. En el Génesis se nos dan los árboles y las demás plantas para alimentarnos: «Toda planta que da semilla […] y todo árbol en que hay fruto y que da semilla os serán para comer»1.

Receta para la alegría

Antes de empezar, póngase un delantal de tela bien resiliente, como los que usaban las abuelas, para no mancharse con gotas de amargura y de sinsabores. En un receptáculo de cerámica dura, a prueba de golpes y fuegos desanimantes, mezcle:

Comer, orar y permanecer juntos

En nuestra familia, no hace mucho, cada uno tenía un horario distinto, y eso no nos permitía comer juntos con mucha frecuencia. Me dio la sensación de que nos estábamos alejando unos de otros, sobre todo después de visitar a un amigo italiano que me enseñó lo bello que puede ser sentarse juntos a la mesa.

Necesidades diarias

De las oraciones que elevó Jesús, uno de los fragmentos más repetidos es: «Danos hoy nuestro pan de cada día»1. Es lógico que así sea, pues en el mundo material en que nos desenvolvemos la comida es vital. Sin embargo, por extraño que parezca, dentro del padrenuestro es la única alusión a nuestras necesidades físicas. El resto son alabanzas a Dios y peticiones de dones o bendiciones espirituales que nos permitan agradar y servir mejor a Dios. Al incluir una petición de carácter material, Jesús reconoce que vivimos en el mundo natural e indica que Dios desea satisfacer nuestras carencias en esa esfera.

Somos vencedores

Tendemos a admirar a las personas que se superan, que vencen sus miedos y salen ondeando la bandera del triunfo luego de una dura lid. De ahí que nos inspiren los ejemplos de Nairo Quintana, joven ciclista de extracción humilde que con fe y esfuerzo fue el primer latinoamericano en ganar el Giro de Italia; el equipo de fútbol de Costa Rica, que sorprendió derribando a gigantes en el último mundial; Malala Yousafzai, la joven paquistaní que con lacerante sufrimiento y valentía ha defendido el derecho a la educación de las niñas de su país. ¡Y cuántos más!

<Page 7 of 12>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.