Las estaciones de la vida

Las estaciones de la vida

Hace poco leí una frase que me fascinó por la descripción que hace de la familia: «Las familias son la brújula que nos orienta, la inspiración para alcanzar las cumbres y nuestro consuelo cuando, de tanto en tanto, trastabillamos».

En una época en que la familia es blanco de fuego cruzado y la institución familiar pasa por momentos críticos ante las presiones de la vida actual y las tendencias culturales emergentes, nos pareció oportuno dedicar un número exclusivamente a sus distintos aspectos y etapas. Es que todo lo que podamos hacer hoy para contribuir al bienestar de las familias y fortalecer los núcleos familiares es un aporte inmenso a la sociedad y una inversión para el futuro.

Partamos de la base de que la familia no es un ente estático. Concebirlo así es encasillarse en un patrón rígido que no aportará a las soluciones que se precisan en las diversas estaciones de la vida. Es más, una de las cosas que más cambian al atravesar por las distintas temporadas son nuestras relaciones familiares. Todos pasamos por épocas, quemamos etapas, cumplimos ciclos. Algunas las aguardamos con ilusión o las acogemos con gratitud; otras no son precisamente de nuestro agrado y no nos dejan gratos recuerdos. Pero todas tienen su lugar en el plan de Dios. El rey Salomón describió el ciclo de la vida en Eclesiastés 3 cuando expresó que había un tiempo para nacer y un tiempo para morir, tiempos para plantar y tiempos para cosechar, tiempos para intentar y tiempos para desistir, tiempos para guardar y tiempos para botar, tiempos para llorar y tiempos para reír.

Hay temporadas de grandes exigencias y tiranteces en las que Dios está obrando con la intención de ensanchar nuestro corazón. Temporadas de amor apasionado y expansivo, y otras más áridas, en las que el amor se pone a prueba y pareciera menguar. Temporadas de bendición y temporadas de sequía en que no tenemos claro por qué nos eluden las bendiciones que les llueven a otros.

En todas ellas, sin embargo, los lazos familiares pueden salir fortalecidos si nos apoyamos mutuamente. Si bien no podemos mudar las épocas difíciles, sí podemos cambiar la perspectiva que tenemos de ellas. Hasta los momentos de prueba pueden ser hermosos, si aprendemos a verlos desde otra óptica. Un buen ejemplo de esto es el artículo de fondo titulado «Valorar el envejecimiento» (págs. 4-6). Que estas lecturas les den ánimos para la etapa que están viviendo.

Podcast

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso

Gabriel García Valdivieso —que firma algunos artículos con el seudónimo de Gabriel Sarmiento— es director de la revista Conéctate. Tiene una larga trayectoria como traductor e intérprete. Es además profesor, locutor, redactor de artículos motivacionales y escribe poesía. Ha vivido en tres continentes y desde hace 40 años es misionero voluntario de La Familia Internacional. En su cuenta en Twitter publica noticias, frases y reflexiones: @gabiconectate.

Más en esta categoría: « La dorada medianía
Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.