Estrés

Menos es más

¿Alguna vez te pareció que para poder cumplir con tus propias expectativas y las que los demás tienen de ti te tocaría trabajar a pesar del cansancio, haciendo caso omiso del estrés, y que aun así no darías la talla? Las exigencias siempre superan los recursos. El solo hecho de pensar en eso ya es estresante. Sin embargo, es precisamente bajo ese estrés que vivimos la mayor parte del tiempo.

Inhibidores del estrés

En vista de que se han escrito miles de páginas sobre el tema del estrés me preguntaba si podía aportarle algo nuevo a alguien que se las ve en esa situación. Seguramente que no. Yo mismo todavía me veo lidiando con esa horrenda bestia que intenta abatirme y despojarme de la alegría de vivir.

El secreto del Maestro

Este año hemos sido testigos de un trance inédito en nuestra vida: una proporción sin precedentes de la población mundial se ha visto gravemente afectada por la crisis de salud producto del COVID-19. Muchos todavía no se reponen y sufren aún las repercusiones de la pandemia.

Mi torre Jenga

Uno de mis juegos preferidos consiste en desarmar cosas. Se trata de un juego de alto riesgo, pues por muy bien que lo estés haciendo, todo puede echarse a perder muy rápidamente y ahí se acaba la partida.

Jesús y mi mochila

A lo largo de los años mi mochila ha sido duramente maltratada. La he expuesto a un sol inclemente y a lluvias torrenciales, tanto en mi barrio como en viajes al extranjero. Me ha acompañado en labores humanitarias y también en mis vacaciones. De hecho, dondequiera que fui, mi mochila fue conmigo.

Ojo con los indicadores

Fundí nuestra camioneta. Iba conduciendo en pleno verano —para colmo en la hora de tráfico intenso— y estaba completamente perdida. En medio del atasco dejó de funcionar el aire acondicionado. Pensé que tenía mucha mala suerte de quedarme atascada en el tráfico sin aire acondicionado, así que hice lo que suelo hacer cuando las cosas no pintan bien: forcé la marcha.

La cuerda floja

¿Alguna vez has tenido la sensación de que ibas en monociclo por una cuerda floja al tiempo que hacías malabarismo con cinco antorchas encendidas, todo esto con un experto equilibrista persiguiéndote con una pistola láser? Yo sí. La vida consiste en hacer malabarismos y equilibrismos en un empeño por mantener a todos con vida, todo eso simultáneamente y sin respiro. Estoy agotada. Seguro que ustedes también.

Alivio para el estrés

Los productos y las terapias para tratar el estrés constituyen actualmente un negocio multimillonario. Han surgido ejércitos de especialistas que ofrecen los más variados consejos. Hay quienes afirman que la clave está en un mejor manejo del tiempo: reducir el estrés aprendiendo a hacer malabarismos para cumplir con todas nuestras obligaciones. Otros sostienen que la clave está en la paciencia: ser ambicioso, pero fijarse metas menos intimidantes a corto y mediano plazo. Otros nos aconsejan replantearnos nuestro orden de prioridades, poniendo el acento en la calidad de vida y concentrándonos en lo que más importa. Otros más ofrecen una solución de corte espiritual: aliviar el estrés por medio del yoga, la meditación y distintas disciplinas. ¿A quién debemos hacer caso?

<Page 1 of 6>
Copyright 2021 © Activated. All rights reserved.