Recupera el control

Recupera el control

Es muchísimo lo que tienes que hacer cada día, lo que te gustaría hacer y lo que otros esperan que hagas. Sientes que no das abasto. Tensión, ansiedad, presiones. ¿Alguna vez cesarán?

Por sí solas, no. Pero puedes romper el ciclo. No tienes por qué seguir en esa red que te aprisiona, en la interminable lucha por hacer más y conseguir más. La vida no tiene por qué ser una sucesión de crisis cotidianas. No es necesario que seas rehén de expectativas poco realistas. Permíteme que te ayude a recuperar el control de tu vida.

La raíz del problema es sencilla: te agobias por hacer demasiado, más de lo humanamente posible. Te sometes física, mental y espiritualmente a presiones excesivas. Es hora de reconsiderar tu situación. Determina qué es lo más importante y qué es lo que tiene un valor perdurable, cuáles son tus principales objetivos y obligaciones a largo plazo. Canaliza tus energías en esas cosas y deja lo demás. Una vez que lo hayas hecho, comenzarán a disiparse las presiones que en algún momento te han parecido imposibles de sobrellevar.

¿Quieres recuperar tu vida? Puedes, pero primero debes desembarazarte de las presiones autoimpuestas que te hacen sentir que no puedes parar.

Jesús

Mensajes de Jesús

Estas palabras de Jesús las captaron hombres y mujeres como tú que simplemente pidieron a Jesús que les hablara. Invocaron la promesa bíblica, que reza: «Clama a Mí y Yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces» (Jeremías 33:3). Gracias a ello obtuvieron consejo, orientación y aliento.

Los mensajes de guía y consuelo que nos vienen en los ratos de oración personal expresan el gran amor y desvelo que nos prodiga Jesús. Él habla a todos los que crean en Él, le pidan que les hable y acepten que ese suave susurro (2 Reyes 12:9) que resuena en sus corazones es la voz de Él. Tú mismo puedes oír directamente a Jesús. Para interiorizarte más sobre el tema, te recomendamos que leas estos artículos.

Copyright 2019 © Activated. All rights reserved.